jueves, 19 de febrero de 2015

Hallan el origen de la red magnética que cubre la superficie del Sol.

Observaciones de alta resolución con el satélite HINODE han desvelado la existencia de pequeños elementos magnéticos dentro de los supergránulos solares. Investigadores españoles y japoneses han comprobado que estos elementos alimentan la retícula magnética que cubre toda la superficie de nuestra estrella.

El campo magnético rige el comportamiento del Sol y es el responsable de su ciclo de once años y de fenómenos tan llamativos como las manchas o las tormentas solares. Pero también muestra otra faceta, una red magnética que cubre toda la superficie del Sol en calma y cuyo flujo magnético total supera al de las zonas activas. Una investigación, que publica The Astrophysical Journal y encabezada por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) ha revelado de dónde procede el flujo que alimenta esa red.



Han descubierto que, dentro de los supergránulos, en lo que se conoce como intrarred, aparecen pequeños elementos magnéticos que viajan hacia los bordes e interaccionan con la red.

Se cree que los elementos magnéticos de la intrarred y sus interacciones con la red podrían ser responsables del calentamiento de las capas superiores de la atmósfera del Sol, uno de los problemas mas candentes en física solar para el que aún carecemos de explicación. El estudio de estos elementos con los datos de Hinode permitirá una mejor explotación científica de los datos de la misión Solar Orbiter de la Agencia Espacial Europea (ESA).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada